10 puntos clave para mejorar tu Currículum Vitae

La elaboración cuidadosa del currículum vitae (CV) es el punto más importante del que quizás se podría considerar el principal trabajo de nuestra vida: “La búsqueda de trabajo”.

Constituye el primer contacto con el futuro contratante; así pues, este documento debe llamar la atención del empleador desde los primeros segundos de su lectura y conducir a una entrevista con éste. Es lamentable la forma en que algunas personas pierden oportunidades por cometer errores elementales en la composición de este documento. 


Por ello, a continuación se ofrecen una serie de consejos que pueden sernos de utilidad a la hora de redactar nuestro CV:




  1. Hay que tener en cuenta que cada palabra escrita en el CV cuenta. El encargado de revisar el documento se tomará unos segundos en leerlo/repasarlo. Por ello es necesario colocar la información de la manera más concisa, precisa y clara. De fácil lectura. Evitar los tecnicismos y las palabras redundantes.
  2. Adaptar nuestro CV al puesto de trabajo que buscamos: poner de relieve ante el eventual empleador nuestras ventajas personales para el puesto ofrecido. Pero no se debe inflar el documento artificialmente ya que se corre el riesgo de caer en descrédito durante una entrevista.
  3. No mentir, aunque esto no se contradice con “Vendernos” lo mejor posible. Limitarse a hacer un CV honesto que enfatice las características que el entrevistador desea de nosotros. Jamás exagerar nuestras habilidades profesionales pues antes o después se tendrán que demostrar.
  4. El CV tiene que transmitir visualmente claridad y profesionalidad (papel blanco, frases cortas, letras mayúsculas y con formato estándar, elegante y sencillo; destacar con negrita cierta información o apartados) pero evitar usar muchos recursos decorativos, como encuadrar, colores, párrafos muy amplios.
  5. Evitar hablar del salario que se desea percibir ya que más adelante habrá tiempo para eso.
  6. Es preferible no dejar entrever ninguna preferencia política o religiosa. No conocemos a quien va a leer nuestro CV y como podría influirle eso.
  7. Es imprescindible que nuestro CV esté bien redactado y evitar errores ortográficos, gramaticales, semánticos y sintácticos. Además, hoy en día los procesadores de texto de los ordenadores tienen correctores automáticos sobre los textos. O podemos pedir a una persona de buena redacción que le eche un vistazo y lo revise por nosotros. No hay excusas.
  8. Usar diferentes sinónimos para evitar repeticiones y sensación de poca riqueza de vocabulario y por lo tanto, poca capacidad de fluidez verbal. Usar un vocabulario estándar, sin palabras técnicas, malsonantes ni rebuscadas, pero sin caer en el lenguaje coloquial.
  9. Hemos de olvidar la concepción de que todo CV, cuanto más extenso, mejor. Es absolutamente falso. Una adecuada síntesis de nuestra preparación para el trabajo no deberá llevarnos más de una hoja DIN-A4, o dos, si nuestra experiencia lo exige.
  10. No es necesario explicar las razones del desempleo o del fin de un contrato. Si a la empresa le interesa, lo preguntará en la entrevista.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿POR QUÉ AQUELLO QUE TANTO TEMO, AL FINAL SUCEDE? : PROFECÍA AUTOCUMPLIDA

Anatomía de un secuestro emocional

¿CUÁNDO TE HACE FELIZ UNA RELACIÓN DE PAREJA?