Artículo.... "Siete Razones para no trabajar"

Tener un trabajo, la única forma de salir adelante y ser feliz ¿Verdad? Desde la infancia nuestros padres, familiares y maestros han grabado en nuestro cerebro que la única forma de no acabar como un vagabundo o pordiosero es estudiando una carrera, trabajar para una buena empresa y “ser gente de bien”. Y desafortunadamente la mayoría de nosotros caímos en ese cuento, y estamos totalmente preparados para decirles la misma historia a nuestros hijos.
Pero no culpes a tus padres, era su mejor intención ayudarte, lo que pasa es que ese modelo de vida era exitoso hace 30 o 40 años, estudiabas lo que mas te interesaba, entrabas a trabajar y te retirabas de la misma compañía a los 60 años, era el modelo perfecto de vida de la clase media. Hoy en día sabemos que la historia es completamente diferente, vemos a compañías despedir con la mano en la cintura a 25% de sus empleados, y no despiden a los recién egresados que cobran una miseria, despiden a los ejecutivos de mediana posición, a aquél gerente que lleva trabajando 20 años en la empresa, nunca ha faltado, tiene 45 años y no tiene esperanzas de entrar a otro lado, pero “cobra mucho” según la empresa y le sale muy caro.
Todos sabemos de esta realidad, pero queremos creer que a nosotros no nos va a pasar; “Yo soy bien listo” pensamos, pero cuando menos te lo esperes la empresa que tanto quieres, a la que le has dado tanto tiempo y esfuerzo te va a correr, en la primera oportunidad y sin mirar atrás.
Es por esto que hoy, con la mejor de las intenciones, quiero exponerte 7 razones por las cuales es mala idea tener un trabajo. Ojalá este artículo te ayude a cambiar tu forma de ver los trabajos y tengas una perspectiva más amplia de lo que realmente puedes hacer.

1.     Trabajar es la peor forma de generar un ingreso.

¿Te suena bien la idea de cambiar tu tiempo por dinero? ¿Si? Tal vez has sido programado demasiado bien por la sociedad, ¿Te parece bien la idea de sólo ganar dinero cuando trabajas? ¿No te gustaría ganar dinero mientras duermes, comes o vas al cine?
A nadie le importa si trabajas 7 o 70 horas a la semana, pero si tienes algo de valor que nos puedas ofrecer, la mayoría de nosotros estaríamos felices de darte nuestro dinero. No nos importa cuanto te tardaste, sólo nos interesa lo suficiente para pagar por el valor que recibimos.
El Coach y Autor Bob Proctor dice: “Trabajar es la peor forma de ganar dinero, si vas a trabajar, lo haces por gusto”. La mejor forma de ganar dinero es creando sistemas que generen ingreso pasivo las 24 horas. Puede ser una página web, inversiones, o recibiendo regalías de trabajo creativo. Estos sistemas proveen productos o servicios de valor a las personas y están en constante funcionamiento.

2.     La experiencia es inútil.

Puede parecerte importante la idea de trabajar para tener experiencia. Y ciertamente las compañías aman la experiencia, pero ese es su negocio: obtener la mayor cantidad de empleados con la mayor experiencia por el menor dinero posible. ¿Cuáles son los beneficios reales que tu obtienes por tener experiencia?
Tener experiencia en un trabajo generalmente significa repetir la misma actividad una y otra vez. Aprendes mucho al principio, pero luego se detiene. Esto te obliga a perderte de otras experiencias que podrían ser mucho más valiosas. Y si tus habilidades de pronto se vuelven obsoletas, tu experiencia no vale nada. Pregúntate, ¿Cuánto valdrá la experiencia que tienes en 20 o 30 años? ¿Tu trabajo seguirá existiendo?
¿Qué experiencia preferirías tener? ¿El conocimiento de cómo hacer un trabajo especifico muy bien? ¿O el conocimiento para disfrutar de abundancia económica por el resto de tu vida sin tener que necesitar de un trabajo jamás? Solo piénsalo.

3.     Ser un empleado es demasiado caro (para ti).

¿En cuántas partes se divide tu sueldo real? Vamos a hacer un pequeño análisis:
Un Salario dividido en muchas partes
Tu Salario se divide en mil partes, en lugar de recibirlo todo
  • Mas o menos el 50% de tu sueldo real se va en impuestos, algunos los “paga” tu empresa y otros son deducidos de tu cheque.
  • Todos los “beneficios” que recibes se te cobran, no creas que tu empresa es muy caritativa y te da seguro de gastos médicos porque es muy linda, todo te lo cobran.
  • Otra parte de tu sueldo se va en pagar la renta del espacio de oficina que ocupas, así es, tú pagas por tu oficina, y lo peor de todo es que algunas empresas ni siquiera te dejan decorarla como tú quieras.
  • Otra parte de tu sueldo se va en pagarle a los dueños e inversionistas. Y tú creías que sólo mantenías a tu pequeña familia.
  • La última parte de tu sueldo se va para ti “Nuestro querido empleado”. Para entoncesmás del doble de lo que recibes se fue a otras personas, si creías que no eras una persona generosa ahora puedes decir que lo eres.

4.     Trabajar es muy riesgoso.

Ya hablé algo de esto en la introducción, pero cabe recalcar que tener un trabajo es la manera más riesgosa de ganar dinero.
¿Te parece seguro que todo tu futuro y estabilidad económica recaiga en la responsabilidad de una sola persona, a la que igual ni le agradas?  ¿Y que con dos simples palabras “Estas despedido” toda tu vida se vuelva un desastre (al menos hasta que encuentres otro trabajo)? ¿Te parece segura la idea de sólo tener una forma de recibir ingresos (en lugar de 5 o 10)?
La idea de que tener un trabajo es la forma más segura de generar ingresos es absurda. No puedes tener seguridad si no tienes el control, y los empleados tienen el menor control de todos en la empresa.

5.     Tienes que rogar por dinero.

Cuando quieres generar más ingreso, ¿Tienes que rogarle a tu amo por más dinero? ¿Se siente bien cuando te avientan unas monedas más cada año? ¿Qué tal se siente la planeación y la estrategia de cómo vas a convencer a tu jefe que porque has trabajado 12 horas diarias durante 6 meses acabando el proyecto consideras que mereces mucho más dinero del que recibes?
Como crees que se sentiría  que cuando quieres más ingresos lo único que tengas que hacer es decidir que quieres recibir más sin pedirle permiso a nadie mas que a ti.

6.     Una vida social incestuosa.

La mayoría de las personas consideran su trabajo su principal enfoque social. Se juntan con las mismas personas que trabajan en su área. Hablan de trabajo y disfrutan de quejarse juntos de la empresa, su jefe, las instalaciones, sus computadoras etc… Conversaciones profundas involucran chismes y cuentos de fantasmas en la oficina.
Y si un buen día los amos deciden que un empleado se va a otro edificio o esta despedido, ¿Pierdes un amigo? Y si te cambian a ti de sucursal ¿Pierdes a todos tus amigos? Si trabajas en un campo dominado por hombres ¿Significa que nunca hablas con otra mujer más allá del cargo de secretaria?
¿No crees que sería mejor decidir con quien socializar en lugar de dejar que otros decidan por ti?

7.     Pierdes tu Libertad.

La mayoría de los empleados viven en un estado de semi-prisión donde ellos no tienen control ni decisión de lo que ocurre en su trabajo, puede que creas que no aplica en tu caso, puede ser porque el condicionamiento ha hecho muy bien su trabajo. Aquí hay unas formas en las que las empresas domestican a sus empleados:
Trabajador encerrado en su cubículo
A veces nos sentimos prisioneros en nuestra oficina
  • Todo empieza desde la entrevista, te dan las reglas generales que jamás podrás romper.
  • Luego te hacen leer un manual de políticas y mejores prácticas de la empresa, y no se te ocurra salirte de la línea de esas políticas.
  • Agrega las reglas y políticas de trabajo de cada área y gerente para mayor control.
  • Reglas de como vestir, hablar, teclear en la computadora etc…
Y por eso los empleados viven en constante miedo de que se vayan a equivocar o vayan a olvidar una regla que a nadie le importa y sean castigados.

Sólo recuerda que generas un ingreso al dar valor, empieza a pensar en maneras en las que puedes dar valor sin tener un trabajo y verás que hay muchas opciones. Puede que te tardes más en generar el ingreso que tienes ahora, pero no puedes comparar la libertad y el sentimiento de orgullo que sentirás cuando recibas lo justo por lo que das y hagas lo que más te gusta hacer.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿POR QUÉ AQUELLO QUE TANTO TEMO, AL FINAL SUCEDE? : PROFECÍA AUTOCUMPLIDA

Anatomía de un secuestro emocional

¿CUÁNDO TE HACE FELIZ UNA RELACIÓN DE PAREJA?